Claves para elegir un buen proveedor de material de oficina

Claves para elegir un buen proveedor de material de oficina

El material de oficina es un elemento imprescindible en cualquier empresa. Ni siquiera la revolución tecnológica ha conseguido desterrar los blocs de notas, las libretas, los clips y los folios de los despachos y las salas de reuniones. Son herramientas de trabajo cuyas características deben responder a las necesidades de los trabajadores de las empresas que las utilizan. Esa es la razón por la que elegir un buen proveedor de material de oficina puede marcar la diferencia entre una buena elección, al servicio del plan de negocio integral, y una mediocre.

Las claves de la preselección

A la hora de elegir el proveedor de cualquier servicio o mercancía, es importante tener en cuenta una serie de criterios técnicos y comerciales. Ello nos permitirá planificar nuestra actividad como empresa, desde un punto de vista logístico y contable. Factores como el precio, la forma y los plazos de entrega del material o la proximidad de sus oficinas pueden ser determinantes para dar con el proveedor ideal.

De forma paralela, es necesario llevar a cabo un análisis detallado del servicio que proporciona. ¿Cuáles son las referencias del proveedor? ¿Dispone de una página web desde la que podamos valorar su servicio? Contar con un lugar donde el cliente pueda dar su opinión es siempre una señal de transparencia y calidad. También deberemos valorar las posibilidades de contacto que nos ofrece. ¿Dispone de un chat o teléfono operativo durante los 7 días de la semana? ¿Se nos asignará un comercial dentro de la empresa con el que podamos contactar en caso de que surjan problemas? Esta opción siempre es preferible a la de una atención no personalizada.

El sello de calidad

Si bien es importante valorar el servicio del proveedor desde un punto de vista empresarial, no es menos importante atender a la calidad de los productos que vende. Aquí es donde un material de oficina puede aportar un valor añadido. Este es el caso de proveedores que, además de proporcionar material de calidad, ofrecen la posibilidad de incorporar en él la imagen de la empresa. Ejemplos de ello son los proveedores Flyer Alarm.

Son muchas las ventajas de añadir el logo, el eslogan o las iniciales de la empresa al material de oficina. La primera de ellas es la unidad que demuestra frente a terceros. De esta manera, el material de oficina se convierte en una carta de presentación de seriedad y pulcritud, además de en un utensilio meramente funcional. Adicionalmente, el uso de material de oficina personalizado refuerza el sentimiento corporativista de los empleados. Además, si estos utilizan el material fuera de las dependencias de la empresa, el material también adquirirá una función publicitaria.

En definitiva, un buen proveedor de material de oficina es aquel que te ofrece tanto garantías respecto al servicio como calidad en relación con el producto. La clave está en asegurarnos de que, con una única elección, damos respuesta a varias de las necesidades que pueden darse en el seno de una organización empresarial: la publicitaria, la corporativista y, por supuesto, la consustancial al material de oficina.

No Comments

Post a Comment