Consejos para evitar las picaduras típicas de insectos en verano

Consejos para evitar las picaduras típicas de insectos en verano

Llega el verano, luce el sol y mientras estás en la piscina o en la playa, sufres la picadura de una avispa, de un chinche, de un mosquito o de cualquier otro insecto típico del verano. Aunque todos lo tratamos de evitar, lo cierto es que esta es una de las situaciones más comunes del verano, que a priori no debería generar ningún problema, pero que en aquellos casos en los que se sufren alergias, puede hacer que sea indispensable trasladar a la persona herida al hospital.

La lista de insectos que llegan en verano y que nos hemos vemos obligados a convivir con ellos es enorme, y esto hace que las picaduras sean algo muy habitual en nuestro día a día estival.

Nosotros somos conscientes de ello, por lo que hemos querido preparar un post en el que te vamos a dar una serie de consejos útiles para evitar las picaduras típicas de insectos en verano, y para actuar de la manera correcta, reduciendo los daños al mínimo.

¿Cómo actuar ante una picadura?

Lo primero es identificar si es una picadura de chinche, de avispa, de araña o de cualquier otro tipo de insecto, ya que en función del tipo de picadura, el modo de actuación será diferente. Esto puede ser complicado si no somos expertos, ya que habitualmente la reacción al sufrir una picadura suele ser muy similar en todas las situaciones, independientemente del insecto que te haya picado.

Lo que sí que varía es el grado de severidad, ya que hay picaduras que únicamente provocan una reacción local, mientras que otras llegan a provocar anafilaxia. Por ello lo más recomendable es acudir al centro de salud más cercano, para que un experto pueda identificar el tipo de picadura y así actúe de la manera más responsable.

¿Cómo evitar las picaduras?

Ya sabemos que en el verano los mosquitos desempeñan un papel protagonista, y por tanto, también las picaduras. Por ello es importante que tratemos de prevenirlos, encontrando en los productos repelentes a nuestro mejor aliado a la hora de combatir las picaduras.

Claro esto, hay que diferenciar entre los tres tipos de productos repelentes que existen, que pueden ser naturales, químicos o dispositivos electrónicos.

Para nosotros, los menos recomendables son los últimos, ya que no cuentan con una efectividad garantizada, mientras que los más recomendables son los naturales, destacando por encima del resto el aceite de citronela y el eucalipto. En cuanto a los repelentes químicos, pueden resultar efectivos, pero es importante asegurarse de que contengan N,N Dietil-Meta-Toluamida, más conocido como DEET, ya que es un componente que aleja a los insectos.

Una vez hayas escogido el repelente más adecuado para ti, debes tener en cuenta que las zonas que debes proteger con una mayor insistencia son las de las orejas y los tobillos, ya que son donde más suelen atacar los insectos, así como debes evitar siempre aplicar este tipo de productos en los labios o en los párpados, y tampoco en las manos.

No Comments

Post a Comment

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies