La importancia del rodapié y su combinación con el suelo

La importancia del rodapié y su combinación con el suelo

Los rodapiés son esos grandes olvidados de la decoración del hogar. Por su ubicación, suelen pasar desapercibidos, pero lo cierto es que cumplen una importante función dentro de una casa. Si aún no conoces lo que es un rodapié, debes saber que son las piezas de madera que se colocan en la base de las paredes.

Son unos elementos decorativos que cumplen con una doble función. Por un lado, tienen una función estética que sirve para delimitar visualmente el espacio entre el suelo y la pared. Por otro, tiene una función práctica, protegiendo la pared de los frecuentes roces que se producen en esta zona. Además, en los suelos de madera o laminados sirve para ocultar las juntas de dilatación, así como las imperfecciones constructivas.

¿Es necesario contar con rodapiés en casa?

No se trata de un elemento estrictamente necesario, pero la verdad es que es un gran aliado del hogar, precisamente por las funciones comentadas anteriormente. Ayuda a proteger las paredes y disimula las pequeñas imperfecciones.

Existen tantos diseños, acabados y colores que es imposible no encontrar el que más se ajuste a tus necesidades o gustos. Desde el rodapié tradicional de madera al rodapié blanco lacado, pasando por los nuevos rodapiés enrasados que procuran simplificar las líneas.

Principales tipos de rodapiés

Rodapiés rehundidos

Solo se puede optar por estos rodapiés cuando se llevan a cabo reformas integrales en las que las particiones de la casa se hacen desde cero. Lo más normal es hacerlo en los tabiques de pladur y en pavimentos continuos.

Rodapiés integrados

Su principal ventaja es que pasan totalmente desapercibidos. Se trata de un rodapié que solamente puede ser usado cuando se hacen reformas integrales, aunque se puede incorporar en los tabiques que ya existen. Al estar integrado en la pared, no se hunde ni sobresale.

Rodapiés superpuestos

Son los rodapiés de toda la vida, los que pueden verse en la mayoría de casas. Uno de los motivos de su gran protagonismo es que se trata de los diseños más fáciles de encontrar y de instalar, pues no necesitan de una reforma integral para poder colocarlos.

¿Qué elementos se deben tener en cuenta para elegir un rodapié?

La pared. Hay que tener en cuenta el color, el material y la textura de la pared para saber qué rodapié escoger. La decisión dependerá de si prefieres que contraste con la superficie o que, por el contrario, que se mimetice con ella.

El suelo. Hay suelos que permiten hacer rodapiés simplemente prolongando el propio material, como, por ejemplo, el PVC o linóleo. Otros, como la madera o los de porcelana, tienen que colocarse en la pared mediante la instalación de piezas.

Las puertas. Debes considerar las características de tus puertas, ya que son elementos que cortan con el propio rodapié. Por ello, es importante que encajen bien entre ellos. También son importantes los elementos de carpintería interior como pueden ser ventanas o armarios, entre otros.

Si no quieres que tus paredes se estropeen rápidamente, dando una sensación de suciedad y de deterioro, nada como contar con rodapiés.

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies