La marihuana médica ha existido desde hace miles de años

La marihuana médica ha existido desde hace miles de años

¿Sabías que la marihuana lleva siendo consumida por el ser humano miles de años? Pues así es, nuestros antepasados encontraron en el cannabis un gran aliado. De este modo, tanto ayer como hoy, la marihuana ha sido y es consumida con propósitos terapéuticos, de ocio y religiosos.

Así pues, el consumo responsable del cannabis puede ser beneficioso para determinados aspectos de nuestra salud. Y para que puedas conseguir marihuana terapéutica de calidad, el mejor cultivo de marihuana de interior es este.

Breve historia del consumo de la marihuana

Tal y como te decíamos al principio, el consumo de marihuana ha sido habitual desde hace miles de años, por lo que numerosas culturas a lo largo y ancho del planeta han visto en esta planta un medio eficaz para paliar determinadas enfermedades, e incluso para ponerse en contacto con la divinidad -o divinidades-.

Para hacernos una idea de la importancia del “Cannabis sativa”, las tradiciones orales chinas recogían los usos medicinales que se hacía del mismo desde la época del emperador Shen-Nung, que vivió allá por el 2.737 a.C. Entre otras dolencias, la marihuana era utilizada por la farmacopea china para hacer frente a la malaria, la gota, el reuma, el insomnio y la gripe. Por ello, los chinos consideraban al cannabis como una planta medicinal… y sagrada.

Avanzando en el tiempo, el cannabis se extendió hacia occidente, pasando por la India y Oriente Medio, donde Zoroastro menciona al “bhang” -marihuana- entre las más importantes plantas medicinales.

Otros que también consideraban al cannabis como planta medicinal y sagrada eran los asirios. Estos mencionan al “Azallú”, que no es otra cosa más que las semillas del cannabis, las cuales usaban para combatir la depresión, la impotencia, las hinchazones, el insomnio ¡y hasta las piedras en el riñón!

El papiro Ebers, que data del año 1.500 a.C. aproximadamente, recoge la forma en que los antiguos egipcios empleaban la marihuana para dolencias como las hemorroides. Otras evidencias del cultivo y uso del cannabis por parte de los egipcios las encontramos en los restos de polen de cannabis hallados en algunas tumbas, como la de Ramsés II.

Por fin, el cannabis llega a Europa hacia el año 500 a.C. según nos cuenta Herodoto, siendo usado como solución medicinal y, posteriormente, en los ritos mistéricos.

Recomendaciones para consumir marihuana médica

Probablemente pienses que la marihuana solo se consume liando el típico “porro”, mezclando cannabis con tabaco. Sin embargo, existen otros métodos más saludables y eficaces para emplear la marihuana con fines terapéuticos. ¡Toma nota!

El método más natural y recomendable es el de la marihuana vaporizada. Para ello, solo has de calentar la marihuana a menos de 250º y, haciendo uso de los vaporizadores, se inhala el vapor resultante. Otra forma de fumar sin mezclar con tabaco es emplear la cachimba, la shisha, el bong o las pipas.

Y por supuesto, puedes tomarla a través de infusiones, o ingerirla a través de recetas culinarias donde las magdalenas son las reinas.

Como ves, miles de años después, la marihuana sigue siendo una planta sagrada -o casi- por sus propiedades medicinales y la sensación de bienestar que nos produce.

No Comments

Post a Comment