Partes de nuestro cuerpo más importantes y que menos se conocen

Partes de nuestro cuerpo más importantes y que menos se conocen

El cuerpo humano normal esconde órganos y funciones no demasiado conocidas que casi superan a la ficción. ¿Por qué tenemos un surco justo debajo de la nariz? El organismo es mucho más sorprendente de lo que creemos, por lo que estas son solo algunas de las partes de nuestro cuerpo que menos se conocen. Presta atención y toma nota, en este post te vamos a contar qué es la glándula pineal - www.fosfenos.com/neuropedagogia-glandula-pineal/.

La glándula pineal

Probablemente has oído que esta glándula es el "tercer ojo", un punto místico que reside justo en medio de tus cejas. No creas que estas ideas son tan descabelladas. Este pequeño órgano endocrino en forma de piña, del tamaño de un grano de arroz y conocido como glándula pineal se encuentra en el centro del cerebro y al mismo nivel que los ojos. Tu humor diario depende precisamente de esta glándula. Como productor de la hormona melatonina, la calidad y la duración de tu sueño depende de lo bien que trabaje esta hormona. Este diminuto órgano regula tu ritmo biológico diario y los patrones de sueño y vigilia que determinan tus niveles hormonales, niveles de estrés y rendimiento físico.

Formas de activar tu glándula pineal

Exponerte a la luz solar Dormir en completa oscuridad Hacer meditación Evitar sustancias químicas tóxicas como el fluoruro y el calcio sintéticos, presentes en algunos medicamentos.

Los fosfenos

Tal vez cuando hayas sentido sueño y hayas frotado tus ojos desperezándote hayas podido “observar” un colorido espectáculo de luces que sucede dentro de tus párpados. Estas lucecitas reciben el nombre de fosfenos. De la misma manera que las luciérnagas pueden brillar, las células dentro de nuestros ojos emiten fosfenos o partículas de luz producidas biológicamente.

Los fosfenos existen porque la retina emite y absorbe constantemente diminutas partículas de luz que se liberan al frotar los ojos. Estas señales viajan a través del nervio óptico a una parte del cerebro llamada corteza visual. Allí, el cerebro trata de reconstruir las señales luminosas usando la información recibida en los ojos para formar una imagen. Cuando no tienen sentido para el cerebro, las traduce en forma de fosfeno.

La lengua

¿Qué tiene de sorprendente algo tan común como nuestra lengua? Tiene más cosas en común con la trompa de un elefante de lo que imaginas. Ambas comparten una estructura única llamada hidrostato muscular, un haz de músculos que funcionan sin la ayuda de los huesos. El resultado es una parte del cuerpo que es a la vez fuerte y flexible. Si tu lengua fuera tan grande como el tronco de un elefante, también podría arrancar árboles.

El surco nasolabial

Esta curiosidad anatómica no tiene ningún propósito después del nacimiento. El también llamado llamado filtrum es solo un recuerdo residual de nuestro tiempo en el útero: durante la gestación, los dos lados de nuestra cara se desarrollan independientemente el uno del otro y luego se unen en el centro. Los antiguos romanos encontraron erótico este surco y lo conocían como “arco de Cupido”. De hecho, la palabra filtrum proviene del griego y significa "poción de amor".

No Comments

Post a Comment